Los influencers son las nuevas celebridades del Siglo XXI, famosos por dar recomendaciones y vivir unas vidas envidiables. Como influencer, existen diversas formas de construir una audiencia y conectarte con ella, lo cual nos lleva a la pregunta que todos se han hecho alguna vez ¿Blogging o instagramming? Sigue leyendo y averígualo.

Las ventajas de cada estrategia

Si buscas los aspectos positivos que te pueden ofrecer tanto el blogging como el Instagramming, los resultados son muy reñidos y probablemente te dejen un poco más confundido acerca de tu decisión; sin embargo cada uno te puede dar muchas ventajas muy diferentes.

Si eliges el camino del blogging te aseguramos que la audiencia por la que trabajes y a la que mantengas cautiva será mucho más fiel que si la obtuvieras en otra plataforma; pues hablamos de personas que se toman la molestia de entrar directamente a tu blog en busca de tu contenido de manera habitual. Otra gran ventaja es que tus canales de ingreso serían diversos, no sólo con patrocinadores sino que puedes trabajar programas de afiliados y monetizar tu sitio con publicidad, recibiendo sumas de dinero de manera pasiva, es decir sin trabajarla. Y por supuesto está el tema del SEO, un blog al operar con los algoritmos de Google se puede trabajar para posicionarse en primeros lugares de búsqueda; sólo debes escoger bien tus palabras clave y crear contenido relevante.

Por su parte dedicarte al Instagramming puede traerte muchas ventajas también, por ejemplo un canal que te brinde ganancias importantes con una inversión relativamente baja, pues como sabes Instagram no cuesta y el tiempo que debes invertir en tomar una buena foto y escribir un buen copy es mínimo. Otra de las ventajas que tiene Instagram que hace que muchos influencers apuesten por él es la facilidad con la que se usa la plataforma, no hay necesidad de que tengas conocimientos de programación ni aspectos técnicos para publicar; sólo necesitas un celular con una buena cámara, una buena app de filtros y se acabó.

El lado oscuro

Así como cada método tiene increíbles ventajas que te seducen, el instagramming y el blogging tienen cada uno ciertas características que tienes que conocer antes de tomar una decisión, no querrás elegir un camino y luego descubrir algo que no sólo no te agrada sino que puede entorpecer tus metas de crecer como influencer.

El blogging, a pesar de tener grandes ventajas, por supuesto implica mucha inversión y trabajo. No es obligatorio que conozcas de programación para tener un blog, sin embargo te arriesgas a tener que usar una plantilla de sitio web muy básica con funciones limitadas, esto es a menos que decidas conseguir un programador que se encargue de la interfaz de tu sitio, lo cual por supuesto es una gran inversión que Instagram no requiere. Así mismo, podemos decir que darle el alcance deseado a tus posts tomará un poco más de tiempo que un simple post que a los pocos segundos ya tiene likes y comentarios.

Pero no todo es color de rosa para quien elige el instagramming tampoco, la grandísima desventaja que tiene esta plataforma es que su algoritmo es más impredecible que el clima en la actualidad, cambia constantemente y no hay manera de prepararse para estar bien posicionado como en un blog funcionaría con el SEO. Otra característica que desanima a los instagramers es que la única fuente de ingresos posible es a través de posts patrocinados, es decir, si quieres dinero debes trabajar por él y tu perfil jamás generará dinero de manera pasiva para ti.

¿Qué me conviene más?

Tal vez la información anterior te dejó un poco más confundido, pero en realidad es justo lo que necesitas saber para tomar una decisión. ¿Quieres múltiples fuentes de ingresos, en algunos casos pasivos? Elige en blogging. ¿Quieres invertir poco tiempo y recursos en tu estrategia de influencer? Elige el instagramming. ¿Nuestra recomendación? Si tienes contenido que te apasiona y crees que la gente debería saber más al respecto, elabora tu propia estrategia combinada de Instagram+Blog para generar dos audiencias que puedas atraer de un medio al otro. ¡Recuerda que en estos tiempos todo se vale!

Saludos
El equipo de follogrow